Kimetsu no Yaiba 198: El sacrificio de Iguro

516

Kimetsu no Yaiba 198 ya está disponible en las redes sociales y a continuación haremos la reseña del capítulo, que estuvo muy bueno.

El capítulo inicia con la intensa batalla entre el equipo de Tanjiro contra Muzan, cómo vemos la situación está muy difícil para los Cazadores, puesto que tienen lesiones y falta de energía:

Kimetsu no Yaiba 198
Fuente: Las Lunas Superiores

Muzan intenta usar su ataque de ondas eléctricas nuevamente, pero se revela que es un ataque que requiere concentración de más energía, por lo que no puede usarlo repetidas veces de forma rápida.

Fuente: Las Lunas Superiores

Zenitsu, con una pierna rota; Tanjiro vomitando sangre; e Inosuke con su cuerpo lleno de heridas dejan todo en sus últimos ataques, sin importar qué pueda pasar después.

Fuente: Las Lunas Superiores

Tras muchos intentos, heridas y lesiones, los Cazadores logran arrinconar a Muzan contra un muro. Tanjiro está usando todo lo que le queda para dejar a Muzan contra la pared, pero está cediendo de a poco. En ese momento, Muzan intenta golpearlo con sus brazos.

Fuente: Las Lunas Superiores

Afortunadamente, Kanroji regresa a la batalla, y consigue arrancarle un brazo a Muzan. Otro Pilar, Sanemi, regresa también a la acción cortando el otro brazo del villano.

Tras esto, Muzan luce más acorralado que nunca, por lo que deforma su cuerpo para formar una gran boca con la que intenta acabar con Tanjiro.

Para fortuna de Tanjiro, Iguro se interpone bloqueando el mordisco de Muzan, siendo el Pilar Serpiente la víctima mortal.

El manga cierra con Iguro siendo mordido, pero manteniendo su ubicación, ya que está amaneciendo e intentará con su último aire de vida evitar que Muzan escape.

¿Les gustó Kimetsu no Yaiba 198? ¿Crees que Kimetsu no Yaiba 198 cumplió con las expectativas?

Guarda A-tamashi en tu navegador para más noticias manga y anime.

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.