Kimetsu no Yaiba 194 – La gran debilidad de Muzan al descubierto

1212

Kimetsu no Yaiba 194 ya está disponible y hoy te presentamos la reseña del capítulo de esta semana, que tuvo muchas revelaciones interesantes y momentos tristes.

El capìtulo 194 inicia con Yushiro y Murata más un cazador extra encontrando a Chachamaru despedazado e el suelo, pero ante todo pronóstico, el minino sigue vivo, algo que nos encanta a todos.

Nos enteramos que e gato fue convertido en demonio antes de la pelea, y tras esto, Yushiro se enoja porque Murata y el otro cazador no están atendiendo a los heridos y solo se quedan viendo.

Vemos en otras viñetas a Inosuke tirado en el suelo muy malherido y también vemos que Himejima san está muy lastimado. Yushiro nos dice en esta escena que las heridas del Pilar son muy serias, necesita curarlas de una vez o podría ser peor.

Yushiro piensa que es imposible que este Pilar vuelva a pelear, algo triste para muchos fans. Lamentablemente, Himejima ya no tiene movimientos y sentido. En esta escena también se nos revela que faltan 50 minutos para el amanecer. Por otra parte es triste ver cómo Yushiro piensa en su amada Tamayo-sama.

“Por favor protege a Tanjiro, como yo no pude protegerte a ti”, dijo.

Muy dolorosa forma de recordarnos que Tamayo ya no está con nosotros, ¿verdad?

Mientras tanto la batalla entre Muzan y Tanjiro continúa, con mucha acción y ataques de cada lado. Para intentar vencer a muzan cortando sus corazones y cerebros Tanjiro tiene que entras al mundo transparente, pero no puede…el comienza a pensar en lo que debe hacer para llegar a ese estado, sin embargo nota algo peculiar.

En ese momento, Muzan casi consigue darle un golpe fatal, pero vemos en acción a Iguro, quien salva a Tanjiro con sus ataques de serpiente.

Muzan se asombra de que Iguro este de vuelta en el campo de batalla, ya que lo había noqueado hace un par de episodios, pero para desconsuelo de los fans, ahora el Pilar Serpiente está ciego.

Iguro carga a Tanjiro y aquí tienen una coordinacion para vencer a Muzan. Si bien el protagonista cree que Iguro necesita guía por su falta de ojos, el Pilar le responde que tiene a Kaburamaru, y con eso es suficiente.

La batalla de 2 vs 1 se desarrolla y vemos a Muzan muy molesto por no poder acabar con 2 humanos malheridos. En ese momento se da cuenta de lo peculiar que es la serpiente que posee Iguro.

Muzan se percata que la medicina de Tamayo está perjudicandolo cada vez más y sobretodo su factor regenerativo y tras esto vemos unas horribles cicatrices en el cuerpo de Muzan. Sí, el tiene las mimas marcas del combate contra Yoriichi, hace muchos años.

Tanjiro se percata de esto, y piensa que la solución es atacarlo en esas heridas que no han sanado por completo en más de 100 años. Y así concluye el capítulo.

¿Les gustó Kimetsu no Yaiba 194 ? ¿Crees que Kimetsu no Yaiba 194 fue emocionante?

TAMBIEN TE PUEDE GUSTAR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.